Anemia en el postparto

Se estima que alrededor de una cuarta parte de las mujeres sufren de anemia luego de haber tenido un parto. Tal como refleja en mscbs.gob.es, esto se debe a distintos factores entre ellos la lata demanda tanto del feto como de la placenta, la alimentación durante el embarazo y en el postparto, alguna clase de infección puerperal, y en muchos casos a la pérdida excesiva de sangre durante la labro de parto.

La mayoría de estas madres, logran corregir de forma natural la anemia en el postparto, ya que en los primeros diez días después del parto ocurre una variación del volumen plasmático con su correspondiente variación de los demás valores en sangre.

El organismo de forma natural, trata de que el cuerpo vuelva a la normalidad, ya que durante el embarazo la tendencia es a que la mujer tenga una disminución de la concentración de la hemoglobina. Esto se debe a un incremento en el volumen plasmático, que ocurre como una adaptación fisiológica, buscando de preparar al organismo para la pérdida de sangre asociada al parto, según Sintesis.med.uchile.cl.

Factores de riesgo

Es importante conocer los factores de riesgo asociados a la aparición de un cuadro de anemia en el postparto, entre ellos están:

  • Embarazadas que no tomaron suplementos de hierro: La incidencia de anemia, en poblaciones de mujeres que tomaron suplemento de hierro, es de tan sólo 10%, este es un valor mucho más bajo que el de la población general, donde hay embarazadas sin este tipo de suplemento.
  • DPPNI: Las mujeres que han sufrido desprendimiento prematuro de la placenta, puede ser parcial o total, tienen una mayor tendencia a sufrir de anemia postparto.
  • Placenta previa: Esto ocurre cuando la placenta se interpone entre el bebé y el cuello uterino, puede ser de forma parcial o total.
  • Cesárea: Esta es una cirugía que se realiza en el abdomen de la mujer, con la intención de realizar la extracción quirúrgica de uno o varios bebés.
  • Fórceps: Esta es una forma de parto vaginal asistido por instrumentos especiales.
  • Anemia previa: Se trata de madres a las que se les ha diagnosticado anemia durante la gestación.
  • Gestación múltiple: Es el desarrollo simultáneo de dos o más fetos.
  • Multiparidad: Estas son mujeres que han tenido varios partos.
  • Bajo nivel socieconómico: Esto se encuentra asociado a la mala alimentación, la carencia de recursos para la asistencia sanitaria oportuna y el consumo de suplementos de hierro

Signos de padecer anemia

Los signos y los síntomas de la anemia, pueden variar según el nivel de gravedad o la velocidad con la que bajan los niveles de hemoglobina, entre ellos están:

  • Sentir un cansancio excesivo, o fatiga ante cualquier tarea.
  • Sentir palpitaciones que se podrían considerar fuera de lo normal.
  • Problemas para respirar.
  • En los casos más graves se pueden sentir mareos.
  • Pérdida del conocimiento de forma pasajera.
  • Tensión por debajo de los valores normales, hipotensión.
  • Mucosas descoloridas.

La anemia acarrea un conjunto de problemas para adaptarse al puerperio, incrementando el riesgo de infecciones, y en general creando limitaciones físicas.

Ante cualquiera de estos signos o síntomas, se debe acudir a un especialista, él indicará que exámenes se debe realizar y las acciones a tomar en consecuencia. La anemia si es leve se puede atender fácilmente, pero cuando es de moderada a grave requiere atención específica y medicación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies