Fisuras anales consecuencia del parto

El esfínter anal es una zona sensible, que se ve muy afectada durante el parto vaginal, sin excluir a los partos por cesáreas.

Este tipo de afectación sobre la mucosa que recubre el ano, se presenta particularmente en los partos que han sido muy laboriosos, aquellos en el que el feto viene en posiciones inusuales o en los que es de alto peso. Estos son partos que requieren mayor manipulación, y por lo tanto la zona se encuentra con mucha presión sobre ella.

Estos desgarros pueden ser muy pequeños o comprometer un área completa de ambos esfínteres, incluso en los casos más graves se puede dar la rotura de la pared rectal, con la consecuente aparición de un fístula. Es un tipo de lesión que puede llegar a comprometer la musculatura de la uretra, vejiga y vagina, como lo confirma un estudio realizado por medigraphic.com.

Diagnóstico

En la mayoría de los casos, la fisura anal es detectada durante el parto, o en el postparto inmediato. En estos casos el problema es tratado de forma inmediata, y la madre volverá a casa con un diagnóstico y tratamiento adecuado al problema.

El problema surge cuando la lesión no es notada al momento por el profesional de la salud. Es en estos casos de la mujer tendrá que estar pendiente de la aparición de los siguientes signos o síntomas:

  • Incontinencia o escapes involuntarios, de carácter leve.
  • Incontinencia franca, esas ocasiones en que no puedes llegar al aseo.
  • Dolor durante la evacuación intestinal.
  • Dolor horas después de la evacuación intestinal.
  • Sangre roja brillante en las heces o en el papel higiénico, luego de la evacuación intestinal.
  • El picor en la zona desgarrada puede estar asociado a la fisura anal.

Tratamiento

Si es diagnosticada al momento del parto, el tratante deberá realizar la cura oportuna, según mayoclinic.org, de no ser así, con el tratamiento adecuado sanarán en pocas semanas. Normalmente la mujer tendrá que consumir mayor cantidad de fibras y líquidos, para tener unas heces blandas, que no empeoren el problema.

Los baños de inmersión en agua caliente por unos 10 minutos, también contribuirán al proceso de curación. Es recomendable no pasar mucho tiempo sentada en el WC ni pujar al momento de la deposición. Si el problema se vuelve persistente tendrás que volver al médico, y este recetará un tratamiento más agresivo para cerrar las fisuras.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies