¿Por qué se te duermen las manos después del parto?

El túnel carpiano es muy frecuente durante el embarazo o en el periodo inmediato, incluso puede aparecer en el postparto debido a la lactancia. Es común que las mujeres comiencen a presentar signos y síntomas típicos del túnel carpiano, por ejemplo, te despiertas con hormigueo y dolor en las manos, sientes las palmas regordetas al cerrar las manos y además las tendrás entumecidas.

Este es un problema que tiene una alta probabilidad de solucionarse por si sólo. De hecho, es común en aparecer en el último trimestre del embarazo, suele desaparecer a los pocos días del parto. Según Mayoclinic.org, estos síntomas aparecen porque el nervio mediano se encuentra comprimido.

Cuando acudes al médico, lo más probable es que inicie con un tratamiento conservador, porque se espera que se solucione tal y como vino, sin embargo si estas haciendo lactancia materna debes prestar atención al agarre y la manera que estas cargando a tu bebé, la posición de las manos es clave para la solución del problema. Es probable que el medico indique una férula muñequera, que permita que tu mano y muñeca, estén en la posición adecuada para tenerla en reposo.

¿Qué hacer si no mejora?

Siempre existe la probabilidad, de que el estado del túnel carpiano, se deteriore rápidamente. Los dedos se dormirán aún más, y el resto de las molestias serán muy intensas. En este caso la solución tendrá que ser quirúrgica, el túnel tendrá que ser liberado. Este es un procedimiento, que no implica ningún riesgo si se realiza, incluso durante el embarazo, es completamente ambulatorio. 

Si el problema aparece, durante el puerperio, el tratamiento es el mismo, se inicia con una férula, y si no mejora se opta por la solución quirúrgica. Aquí se puede presentar una disyuntiva, y es que la medicación que se emplea puede ser incorporada a la leche de las madres lactantes. Esto hace que el médico deba ser discreto en cuanto a la prescripción.

Otro factor que se debe tener muy en cuenta, es que, el túnel del carpo es un nervio, y si se mantiene en situación de estrés por un periodo de tiempo prolongado, el daño puede ser irreversible. Entonces, cuando la paciente bien sea embarazada o en postparto, tienen síntomas agudos y permanentes, llegó la hora de la opción quirúrgica. El daño permanente a este nervio, impide el uso normal de la mano afectada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies